Logo ANATI 79px

Gobierno Nacional Logo 79px
 

Jueves, 20 de julio de 2017.

fao3 3

Buscando fomentar el desarrollo en los pueblos indígenas de nuestro país, el administrador general de la Autoridad Nacional de Administración de Tierra-ANATI, Carlos González participa de reuniones con miembros de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en Italia, para buscar mejor opciones de solución de conflictos en territorios indígenas y además fijar fecha, del año entrante, para la realización en Panamá del Taller Regional Gobernanza y Resolución de Conflictos en Territorios Indígenas.

González intercambió información con la Directora de la División Técnica de la FAO, Marcela Villarreal; Javier Molina, Oficial Senior de la oficina de Estudios de Tierras y Jhon Fernández, abogado de la División de Comunidades Indígenas. El encuentro tuvo como objetivo estrechar las relaciones de ANATI con la FAO para lograr apoyo en el empoderamiento de la mujer indígena y liderazgo entre las juventudes originarias, con el fin de que se vaya dando un mejoramiento de la gobernanza tenencial.

Según Marcela Villarreal, Panamá acogerá un evento que lo situará como líder de la región en el tema de la gobernanza tenencial de tierras ancestrales, por lo que la FAO impulsará y apoyará el proyecto Biocomunidad, en donde ANATI contribuye con las mensuras y mapeos de las áreas en donde se desarrolla esta iniciativa.

Cabe destacar que las reuniones de las que participa el administrador de ANATI junto con el director nacional de Tierras Indígenas de la institución, Pedro Sitton, es en seguimiento a la realizada por la Primera Dama de la República, Lorena Castillo de Varela, con el director general de la FAO, José Graziano Da Silva, en abril del presente año, en donde expuso todo lo que involucra Biocomunidad para la erradicación de la pobreza en comunidades indígenas, el cual ANATI ha brindado apoyo mediante mensuras y mapeos.

La gobernanza de estos pueblos territorios implica desafíos políticos, sociales y económicos, para los cuales las organizaciones, comunidades y Estados involucrados necesitan desarrollar la capacidad institucional para abordar esos desafíos.